el chico-palo

El chico se había quedado solo. Más bien se había quedado rezagado, no era la primera vez, y desde luego no sería la última. Hacía rato que sus primos habían desaparecido por la curva que desde el final del malecón llevaba a la casa que tenían alquilada ese verano (la misma que el año pasado, y la misma que tres años atrás; hace dos años estuvieron en el Valle de la Vera, ahí sí que se lo pasó bien, y también se quedó solo, o rezagado, varias veces).

Le gustaba quedarse apartado, descansando de su familia y de sus primos, y no es que estuviese solo, en realidad siempre estaba rodeado de los más variopintos personajes, pues su joven mente hervía de imaginación. No había un día en que no viviese una aventura fabulosa luchando contra gigantestos bichos palo que intentaban suplantar a los humanos, sirenas disfrazadas de viejas y gordas tenderas que vendían cupones de lotería, piratas que vivían escondidos el latas de seven-up y salían por las noches a rondar las casas...

Estaba haciendo el muchacho dibujos en la arena de la playa con un palo de medio metro más o menos, un león descuartizando a toda una tribu de pigmeos, o quizás fuese una leona, nunca estaba seguro de cuál tenía el pelo largo y cuál no, cuando vio cómo una flotilla de pequeños cayucos piratas atracaba en la parte más escondida de la playa, creyendo probablemente que nadie estaba atento en esos momentos a la playa, ya que todo el mundo se había ido a sus casas (o más probablemente bares), a ver el partido de la temporada (Getafe - Sevilla, el Geta tres años consecutivo campeón de la Liga y de la Champions, quién iba a pensar que subirían tan alto, claro que de ahí a pedir la independencia, se han pasao tres pueblos, como decía su abuelo Enrique). A él el fútbol no le gustaba demasiado, así que se agachó detrás de una pequeña palmera y vio cómo los piratas desembarcaban sigilosamente. La bolsa que se le cayó al más pequeño de ellos no fue echada de menos, por lo que que una vez despejada la zona, los piratas a saber dónde, a lo mejor viendo también el partido, el muchacho se acercó con pasos furtivos y cogió la bolsa.

Salió corriendo sin importarle haber perdido la mochila con su album de cromos de Willy Fogg y se sentó jadeando tras el muro del malecón. Tras cinco minutos resoplando, con la bolsa agarrada contra su pecho, el chico se decidió a abrir la bosla. Normalmente los piratas llevaban tesoros y artilugios para encantar a las personas en bolsas similares, casi siempre fruto del hurto a sirenas, por lo que había que tener cuidado con lo que podría encontrar.

El aplastado bocadillo de mortadela a medio comer que el hijo gordo de los Morata había tirado al bajar de la balsa a pedales se convirtió a los ojos del muchacho en la mítica Concha de Bodías, de donde un pequeño y cabrón cangrejo ermitaño salió y le picó sin apenas poder lanzar un grito, a lo sumo un suspiro. No había nada que hacer, la picadura del cangrejo ermitaño de pinzas plateadas de la zona del Mahón no tenía remedio y él sería en seis minutos un bicho palo.

Nadie volvió a verlo.

La única pista que encontraron fue dos meses después, cerca de la playa: una foto donde se ve al muchacho en plena metamorfosis de chico a bicho palo, probablemente hecha por el viejo de traje negro elegante que llevaba un rato mirando al chico.

4 Responses to "el chico-palo"

alvarito dijo... 5:14 p. m.

Es Juanito el de la foto o su hermano perdido? El relato es un tanto extraño, sobretodo la parte del fútbol, que me ha hecho leerlo dos veces porque no pegaba con lo leido hasta el momento. Que no te vea Villavieja Marines, que tienes un falta de ortografía, y de las gordas.

Mark dijo... 8:14 p. m.

Dios mío!! Ya está corregido...
Mr. Lynch es mi pastor, así que las cosas me salen raras, je je
El señorito de xixón en todo su esplendor juvenil, efectivamente!!

Anónimo dijo... 9:48 p. m.

Quien le ha visto y quien le ve............mucho mejor ahora, macizorro y con ese toque interesante que el solo sabe dar..............

Como se llama el friki que ha suscrito el articulo, deseo conocerle??

Juan dijo... 8:13 a. m.

Anonim@ el friki que ha escrito eso esta casado... y con una mujer!! a mi tambien me sorprende pero es que ella es de pueblo. Y usted quien es?

Publicar un comentario