La Bandera de Nuestros Padres

Pues sí, he estado en Washington. He llegado hace un rato después de perder mi maleta a la ida y un avión a la vuelta. El resto ha estado verdaderamente bien.

La ciudad entera está dedicada a tres cosas, la política, la veneración por su constitución y sus creadores, y los memoriales a los caídos en sus guerras. Estando allí te rodean sentimientos encontrados de admiración y repulsa que hacen la vista realmente interesante.

A pesar de ser una frase bastante típica ya, todo es como en las películas. Los americanos adoran la foto de Iwo Jima, y la verdad es que es impresionante (por cierto, que esta la tomé yo, pero bien la habría podido tomar el mismísimo Sr Úbeda). En ella está su visión de la vida en comunidad, aunque sea la suya propia.

Y también está el cementerio de Arlington... estética lección de lo que hay que evitar.

Eso sí, las hamburguesas de allí no tienen nada que ver con las de aquí.

2 Responses to "La Bandera de Nuestros Padres"

Juan dijo... 8:34 a. m.

Guapas fotos Don Manuel!!

Mar dijo... 12:20 p. m.

Parece que lo pasó usted bien, me alegro.
Por cierto, contesté a un comentario hecho por usted en el post del mono... perdón, del niño.

Publicar un comentario