Cosas de Riga

Señores, estoy abrumado por las cosas que me pasan últimamente. Caundo os cuente mi fin de semana os daréis cuenta.
Todo empezó el viernes por la noche, en la que teníamos la cena de Navidad de la gente de la central. Allí estaba previsto que actuara mi grupo de cantes tradicionales españoles y al final , fuera de tocar en la sala que habíamos reservado, acabamos tocando en el único recinto del hotel donde se permitía fumar, sin que nadie nos echara de allí sorprendentemente.

El sábado fuimos al casino. Tras dos horas y después de perder los 40 euros que pensaba jugarme, un amigo que iba ganando algo me dió otros 30 euros para que no me aburriera. Resultado: en 20 minutos acabé ganando más de 1500 euros gracias a un pleno múltiple increible que hice en la última jugada cuando me estaba poniendo el abrigo apunto de irme. La gente no daba crédito a lo que estaban viendo, ni yo.

Total, que decido celebrar el éxito hoy domingo invitando a comer a los amigos más allegados. En mitad de la comida, recibimos la llamada de teléfono de la esposa de uno de la obra, Severino, que lloraba porque hacía dos días que no podía hablar con su marido. Todos sabíamos que se había ido a Atenas a pasar el fin de semana, pero no que no se lo había dicho a su mujer (y 7 hijos que tiene). Lo que empezó como una broma se fue haciendo más serio, pues tampoco nos contestaba a nosotros y la mujer desesperada había contactado oficialmente con la Embajada de España en Riga.

La cónsul de la Embajada es amiga nuestra y también sabía que Severino se había ido a Grecia. Los que conocemos a Severino sabemos que no es un tío de escapadas locas, y sumado a que la mujer estaba en el aeropuerto dispuesta a coger un avión a Riga y a que nos pidió por favor que nos acercáramos a su casa, nos hizo decidir pasarnos por allí a ver.

Subimos a su apartamento y no había nadie, llamamos por teléfono y escuchamos el teléfono sonar en el interior de la habitación donde, todos ya lo pensábamos, podía estar el pobre Severino tirado en el suelo más tieso que la mojama. Tras varias llamadas conseguimos que el dueño del piso venga a traer las llaves, y una vez abierta la puerta, entré el primero a revisar las habitaciones, con los nervios a flor de piel. En cualquier momento podría sucdder lo peor. La tensión se mascaba cada vez que uno decía "aquí no está", "aquí tampoco está". Resultado: el hijoputa simplemente se había dejado los móviles en casa y hemos montado una que ha llegado hasta la Embajada. Por momentos lo hemos pasado bastante mal.

Y ahora a dormir, que mañana es lunes, y después de este fin de semana, qué aburrido se me va a hacer....

5 Responses to "Cosas de Riga"

Juan dijo... 8:44 a. m.

Joder Manolo!!!!!!!!!!!!!!!! Siempre te he dicho que lo que no te pase a ti NO LE PASA A NADIE. Es el fmoso mito grecolatino de las zafradas...

kele dijo... 12:13 p. m.

el casino, la embajada, viajes internacionales, posibles muertes sospechas......usted esta viviendo en plan 007!!!!!

1500!! eso fue a la ruleta, black jack o que?

Daniel u dijo... 4:55 p. m.

.... y al final la mujer de Severino pilló el avion a Riga o le dijisteis q estaba en Grecia?.
1500 € está deputamadre.
...y para cuando pasa usted por Madrid?

alvarito dijo... 7:20 p. m.

Hostia puta tu vida es fascinante

Don Vitorio dijo... 10:49 a. m.

¿Y todo esto sin tener que silbar?
Manuelillo como se le extraña a usted.

Publicar un comentario