LA FÁBULA DEL GRAN BESADOR

Cuenta la leyenda que hace muchos, muchos años, existió un hidalgo caballero, de pelo recio y rudas maneras, con un corazón tan grande que para practicar sexo con alguna zagala debía estar enamorado…

Y es de estas lides que los años fueron pasando y entre corazón roto y mariposas en el estomago sin dueña que las disecara…fue picando en tierras lejanas de los almibares femeninos y de sus diferentes caldos.

Como era de esperar el tiempo y la distancia entre sus encuentros amorosos, aun no minando sus valores “EL AMOR POR ENCIMA DE TODO”…, fue que dejó pasar de cuando en cuando a alguna dama de su agrado a los aposentos del castillo donde moraba, de esta manera dejó sin cumplir la palabra que empeñó el día que puso su vida en pos del amor más puro…

Los dioses que hasta ahora habían seguido la trayectoria de este nuestro héroe, poseídos por la ira de verse traicionados, condenaron a nuestro noble hidalgo, a vagar por la tierra de los mortales con la maldición DEL GRAN BESADOR

Y fue que los años pasaron con su maldición como único destino, seduciendo a mujeres nobles y cortesanas…repartiendo besos y caricias a cuantas mujeres se ponían a su alcance. Ando año tras año de su vida sin poder amar a nadie y cada noche triste, dejaba escapar las lágrimas de sus ojos…solo podía besarlas…pues la maldición le obligaba a abandonarlas antes de culminar el noble arte del amor…

Tras largos lustros bajo el influjo de esta maldición, los dioses dejaron enternecer sus corazones y dieron la posibilidad a nuestro noble héroe de salir de su maldición…Había este de enamorar a una dama y tras varios encuentros mostrando sus habilidades con el noble arte del beso, enamorala sin mancillar su honor…hasta la fecha del despose.

Y fue que El Gran Besador, así llamado desde que la maldición reinó su vida, respetó sin saberlo, el deseo de los dioses, pues enamorose de una preciosa zagala que besó y besó…hasta hacerla derretir en sus manos, pero de la cual no probó miel de su cuerpo hasta que las campanas de su castillo, blandieron en honor a las nupcias de nuestro héroe y su amada…

Ahora viven en Torrelodones, tienen una hipoteca a 45 años de la que les queda por pagar 375.000 €, dos maravillosas niñas, un perro…y el plus…en el salón…

3 Responses to "LA FÁBULA DEL GRAN BESADOR"

Don Vitorio dijo... 10:43 a. m.

ATIENDE!!!

Fetano dijo... 1:13 p. m.

Jajajaja...!!!

EL GRAN BESADOR...

abuelez dijo... 1:58 p. m.

Yo creo que le conozco, eso de la hipoteca me suena, aunque creo que son dos niños y un perro eso sí, pero también creo que al final se tuvo que dar de baja del plus...las hipotecas y la crisis es lo que tienen...pero eso sí, confirmado lo de Gran Besador jajajaja...gran relato Fetano!!!!

Publicar un comentario