Ya estoy en Ekaterimburgo

Tardé casi 18 hors en llegar. El vuelo salió dos horas más tarde de lo previsto en Praga y finalmente llegué al hotel a las 4:30 de la madrugada. Por supuesto a las 7:30 estaba duchado y listo en recepción para venir a la obra, que es donde estoy ahora. Ayer casi no comí y hoy aún no he comido nada (aqui ahora son las 13:53) y encima me entero de que hay que traerse comida de casa por que no hay ningún lugar cerca para ir a comer. Estoy flipando del hambre. Mi colega Adolfo dice que doy tanta pena que va a compartir su arroz conmigo. La ciudad tiene muy buena pinta chavales. Ya os iré contando en cuanto vaya descubriendo.

13:57 sigo sin comer.

5 Responses to "Ya estoy en Ekaterimburgo"

abuelez dijo... 11:53 a. m.

Animo Juansín, sabemos que dejarás el pabellón muy alto...y unos kilitos de menos nunca te vendrán mal!!!...un abrazo

Fetano dijo... 3:44 p. m.

Amigo Juasín!! Noticias duras desde la estepa rusa...sabes que se logrará adaptar al medio en cualquier momento, quién sabe a lo mejor empieza usted a concinar...y se nos vuelve hecho un gourmet de la cocina capaz de rivalizar con los platos más finos de nuestra estrella de la cocina el Chef Kele..Un abrazo querido amigo...se le echa de menos!!!!

Aupa ahí!!!

Don Vitorio dijo... 9:00 a. m.

Ostias! con el tupper hemos topao!

TORTILLA DE PATATAS
* 4 huevos
* 1/2 kilo de patatas
* Aceite de oliva (un vaso, 1/4 de litro)
* Sal

Paso 1: Lavar y cortar las patatas en laminas finas. Una vez puesto el aceite a calentar se echan las patatas, añadiendo un poco de sal y se fríen. Truco: Si la tortilla gusta con las patatas más desechas puede ir desaciéndose la patata con la rasera mientras se mueve. Cuando se vean doradas se apartan y es importante que escurran el aceite en un colador o en un plato con papel absorbente.

Paso 2: Se baten los huevos con un poco de sal y una vez batidos se añaden las patatas, mezclándolas bien con el huevo batido.

Paso 3: Se prepara de nuevo la sartén en el fuego con dos cucharadas pequeñas de aceite que cubran una lamina del fondo de la sartén. Se echa la mezcla del huevo y las patatas. Truco: mover agitando la sartén con habilidad para que no se pegue la tortilla. Cuando se perciba que está cuajada se pone una tapadera encima y se da la vuelta a la tortilla (es fácil, solo hay que hacerlo con seguridad). Se le puede dar vueltas hasta que quede dorada por ambos lados según el gusto... Y ya está nuestra tortilla de patatas.

Ánimo compadre!

alvarito dijo... 11:38 a. m.

Venga Juanito, que seguro te lo pasas pipa. Ekaterimburgo?

Mon dijo... 12:06 a. m.

Bueno Juanito...los principios son siempre difíciles...ya te harás el amo del lugar (cuestión de tiempo)

Hoy es un buen día para felicitarte por tu santo-cumpleaños y que les enseñes las hogueras que nos gastamos en España en estas fechas y, por supuesto, que la saltéis. Con un poco de suerte quemareis la central y te vendras para casa a engrosar las listas del paro...

Abrazos desde Majaterimburgo

Publicar un comentario