3 segundos de gloria

Señores, voy a narrar lo que me ha pasado hoy en el metro, y así entenderéis el título de este post.

Estaba yo esperando al metro en un andén completamente vacío pues acababa de irse el metro en mis narices. Enfrente, una masa de gente cansada del trabajo, con apariencia de triste.
Todos conocéis mi afición al cante, pero quizás no todos conozcan mi devoción por silbar. Y comenzó la canción... Gwendoline, de Julio Iglesias.

Los que silbáis sabréis que no siempre se silba bien, pues depende de muchos factores, que no citaré en este artículo. Pues bien, ése era un momento en el que me sentía cómodo.

La gente de enfrente, mirándome, hicieron un silencio expectante. Yo estaba hasta nervioso, silbando con suavidad, con finura, con ganas, con calidad, pero sobre todo con mucha mucha personalidad. Y de repente... se acerca el estribillo, y me digo a mí mismo: "Manuel, coño, estás en un tono muy alto.... no vas a llegar, vas a hacer el ridículo delante de toda esta gente, ojalá venga el metro ya, joder"

Y ahí estaba yo, "Aún recuerdo aquel ayer, cuando estabas junto a mí...". Tuve que utilizar todo el aire que el cigarrito que tiré antes de entrar en el metro había dejado de mis pulmones. Dios!!!Estaba dándolo todo!!! de mi boca salía un sonido agudo y bonito que amplificado por la sonoridad del tubo del metro tenía una belleza indescriptible. La gente enfrente, que hasta ese momento había permanecido en un respetuoso silencio, comenzó a mirarse a las caras y a sonreir, se escuchaba incluso algún susurro de alguien que no se atrevía a interrumpir con su palabra aquel desafío al aburrimiento que me había propuesto.

Y cuando acabó el estribillo.... se vislumbró la luz del tren que venía a por mí. Me levanté, y sin esperarlo ni buscarlo, sonó una tenue palmada, luego dos, luego tres.... señores, me tuve que meter en el metro entre el aplauso desinteresado de aquellos que estaban ya detrás del tren, y a los que ya no veía.

Fueron sólo 3 segundos, pero el día entero ha merecido la pena por esos tres segundos....

Gracias

7 Responses to "3 segundos de gloria"

Paco dijo... 10:39 p. m.

jajajaja, qué bueno que te pase algo así!! Bueno, mi más sincera enhorabuena. Lo mejor de todo, es que lograste cambiar esa cara que se nos queda a todos después de 8 horas o más de jornada..

Juan dijo... 8:58 a. m.

Que ciudad Madrid Don Manuel. Que juego te está dando!!!!

kele dijo... 10:28 a. m.

Julito Iglesias eh? esa es del repertorio oculto.....que arte don Manué

abuelez dijo... 11:34 a. m.

Musho más que tres segundos querido Manuel, hay que gente como usted que tiene ese don... un momento de gloria para acabar el dia, grande Manuel, grande!!!

hambru dijo... 12:31 p. m.

Bravo!! por cierto, has escuchado la versión de ese tema que hace Pitingo?? espero que te guste

GASPO dijo... 1:47 p. m.

ke Arte ke tienes manuel,ke arte

Y tambien increible el pitingo como canta el tio soul por soleás

alvarito dijo... 4:57 p. m.

Joder, diste con una estación buena, en el metro normalmente no te dan ni las gracias

Publicar un comentario