"Los Julochos", una gran familia

El pasado fin de semana con motivo de la celebración del cumpleaños de dos de sus honorables miembros, Miguel y Luispi, el señor Matías y el que aquí suscribe, en representación de El Local, tuvimos la oportunidad de compartir una velada con la casi totalidad de integrantes de esta pandilla mítica, “los Julochos”.

Trasladados desde primeras horas de la mañana a un paraje cuando menos recóndito de la vecina provincia de Ávila, los “Julochos”, comandados por su capitán en jefe, el señor Bouza, siempre dispuesto para este tipo de celebraciones, pudieron disfrutar de un despejado aunque frío día festivo en tierras abulenses, en las que se incluyeron la consabida barbacoa, liderada por otro de los míticos, Sito, un partido de voley femenino (del que desafortunadamente no hay hasta el momento constancia ni en imágenes ni vídeo) y como no de una velada larga e intensa, sobre todo en lo que se refiere a la ingestión del alcohol, en todas sus versiones.

A nuestra llegada, y tras la entrega de presentes a los dos treintañeros, pude presenciar con sorpresa, y a la vez disfrute, del alto nivel de coordinación que ha conseguido esta pandilla a lo largo de los años, y que me trasladaron a otros tiempos, y en especial, y tras escuchar la gran imitación del señor Pérez del maestro López Vázquez, a aquella película que protagonizó ya hace más de tres décadas Pepe Isbert bajo el título "La Gran Familia".

Fue fascinante ver como después de haberse hincado ya unos cuantos destilados de todos los colores (ginebras, rones, whiskies) sin olvidarnos de los apetizers de rigor (cerveza y vino a granel), los 28 integrantes de esta familia se ponían a cocer unos cuantos kilos de macarrones que acompañaron con salsas varias y, como buenos hermanos de una gran familia, iban pasando uno tras otro a recoger por la cocina su ración, que trasladaban a la gran mesa familiar instalada en el salón de la “algo lúgubre” casa rural. Pero ahí no acabó la cosa, una vez finalizada sus correspondientes raciones, los fieles “Julochos” acercaban sus platos al fregadero de rigor, limpiaban sus platos y los dejaban perfectamente dispuestos para su posterior lavado. Todo esto compuso un perfecto despliegue, una perfecta sinfonía que probablemente como entes individuales nunca se hubieran planteado conseguir.

Y claro, como buena familia, después de una cena copiosa y ante el frío que azotaba la noche abulense, los Julochos se dispusieron a participar en toda la gama de “juegos reunidos” que nos podamos imaginar (cartas, Trivial) y que incluyo nuevas incorporaciones tipo “Furor” y un revival del juego de las “sillas”, en el que pudimos percatarnos del elevado espíritu competitivo que reina en esta pandilla, con las mujeres a la cabeza. Todo esto amenizado por el director de las “maravillas”, el señor Reynoso quién dirigió con la maestría que le distingue todos estos actos (y posteriores). La velada continúo, como era de esperar, hasta altas horas de la noche, con multitud de anécdotas inenarrables y que no hicieron sino consolidar esa sensación que me llegó cuando arribe a la propiedad: allí “estaban en familia”.

13 Responses to ""Los Julochos", una gran familia"

Paco dijo... 8:31 p. m.

Como siempre una gran descripción de los hechos. Lástima que os perdiéseis la barabacoa, que estaba buenísima.
Las fotos ya están en cuando era más joven, pero no os pongo el link porque se abre en esta ventana, y no me deja por código hacer que se habra en una nueva, así que quien quiera verlas allí están.

Un placer tenerles entre nosotros.

Paco dijo... 8:32 p. m.

Diosssssss que se abra con H!!! Se me fue el dedo, lo lamento.

Juan dijo... 9:07 a. m.

Abuelo has nacido localero y localero morirás. Me parece muy bien que te guste el proceder de los hermanos julochos; pero tu no eres un puto boy scout!!! eres un localero y por eso nunca te pondrás en una cola a esperar tu rancho, alguien cogerá el telefono y pedirá unas putas pizzas, tendrás que gritar y casi enfadarte para que la gente recoja sus platos y te resultará casi imposible reunir a un buen numero de localeros para jugar a juegos de mesa. Pero eres del local Abuelo y eso conlleva ser un poco hijo puta, comprendo que pases envidia cuando te marcas un finde julocho al más puro estilo Flanders, como una gran familia, ayudandose unos a otros entre risas y palabras de animo, jugando a juegos pueriles, llenando tu espiritu de besos y abrazos, pero tu eres un localero!!!!

Paco dijo... 9:35 a. m.

boy scout, flanders... buffff, vaya concepto nos tiene Juanillo!!!

abuelez dijo... 11:21 a. m.

Tranquilo Pakito, es que es Lunes y Yoni se ha vuelto a dar cuenta que de nuevo hay que volver a currar, je, je!!!

Juan dijo... 3:41 p. m.

Me parece fatal que no entreis al trapo...

Paco dijo... 4:05 p. m.

Hombre, nos hemos entrado al trapo, porque los Julitos practicamos la "no violencia", el amor al prójimo y a la naturaleza, en definitiva la filosofía Hare Krishna.

Dario dijo... 5:59 p. m.

Querido Yoni, si crees que el abuelo acude a nuestros eventos por la excelente organización y nivel de confraternización enjoy life, estas mas que equivocado... El grandpa acude para dejar regueros de baba mientras observa a las jovenes integrantes de la pandilla jugar a las sillas, al voley, etc etc... hace de gato de escayola, ensucia los platos, no recoge, de vez en cuando trata de iniciar actos violentos, y ademas se queja de que es muy caro.....
Igualmente agradecemos este "simpático" post, pero efectivamente el abuelo es un localero, y se nota.......

Juan dijo... 7:19 p. m.

Jajajajajajajajajaajajajajajaja muy bueno Darius jajajajajaajajajaaj!!!!!!!!!!!!!!

esther voces dijo... 7:54 p. m.

No comprendo a qué tanto jaleo entre grupos ¿acaso son tan distintos?
Anyway, si hay que posicionarse diré que soy julocha, puesto que disfruté de lo lindo en la casona julochera.

fe de ratas: aBulense se escribe con B abuelez...cosas de la lingüística.

Juan dijo... 8:46 a. m.

Esther los grupos no son para nada distintos pero comprenderás que como machos de homo sapiens en ciertas ocasiones presentemos comportamientos tribales; y este es uno de ellos. Para los localeros los julochos son nuestros hermanos y son muchas las ocasiones en que se juntan los dos clanes. De hecho se puede decir que gente como Dario, Matías, el Abuelo y el propio Julio son multiclan.

Dario dijo... 11:49 a. m.

Efectivamente Juan no podías haberlo descrito mejor!

Matisapo dijo... 11:21 p. m.

Yo soy de todos y de nadie. Pero lo que esta claro que nos gusta disfrutar de vuestras compañias. Viva los "Locallochos"!!!!!

Publicar un comentario