NYC - Día 5

Quinto dia (esta vez sí, gracias por tu recordatorio querida Marta) de estancia de los chavales en la city con un nuevo relato de lo acontecido, por supuesto tal y como describe el Kele con alguna que otra ceveza de más en el cuerpo.

Tras una noche light dada la rajada localera del viernes noche, los chavales se levantaron frescos como unas lechuguitas asi que sin guarisnays mañaneros nos dirijimos bien prontito hacia Washington Square, el comienzo de la quinta avenida a donde llegamos tras recorrer uno de los varios mercadillos que pueblan la ciudad los sábados. De esta mítica plaza nos trasladamos hacia la zona del Greenwich Village en un paseo que dejó un par de anécdotas de calibre, con unas cervezas “pis” por cortesia del señor Macdayas (ni una burbuja tenían las hijas de su madre) y el esperado regateo en una tienda de electrónica de la calle 14, donde Vitorio consiguió ajustar desde 230 pavos hasta 120 una PSP para después dejar al tendero con la makinita en sus narices. Llegada al Greenwich a la hora de comer y disfrute de un restaurante Thai bastante interesante, el Sea, con sala nocturna incluida que casi con toda probabilidad visitaremos en el resto de este viaje. Paseo por la orilla del Hudson a través de la antigua via de tren (interesante Kele, buena información) y vuelta hacia el Soho a través del mitico barrio gay de la city, con "capítulo" Yoni aparte, media hora de locura consumista hacia la tienda de Quicksilver en Broadway para rereservar una tabla de surf con su habitual ralladura persecutoria de boicoteos imaginarios, que por supuesto sufrimos en silencio.

Ya en el Soho la vena consumista se desató y los dolares empezaron a correr en Foot Locker (Mati da Farti hizó honor a este sobrenombre en una escena censurada para el que aquí suscribe), Barton, DC y Armani Exchange con parada intermedia en la Mercer Kitchen para trincarnos un par de Gin & Tonics de impresión, los mejores sin duda hasta el momento que hemos podido degustar.

Y así llegó la noche que en resumen cumplió (casi) todas la expectativas esperadas, por supuesto sin sexo dada la condición matrimonial de los chavales y la nula capacidad de abuelez en estas lides, pero eso sí con un cebollón de impresión acompañados del Tostao, que el código no escrito de este viaje me impide relatar en todo su detalle. Garitos varios con algún culo flojo al límite de aguante (es lo que tienen los heavys) y vuelta a casa a eso de las cuatro de la mañana, lo dicho embolingados hasta las patas y sin rastro de mulleres, o esa es al menos la versión oficiosa, jejeje.






7 Responses to "NYC - Día 5"

Anónimo dijo... 10:00 a. m.

Un besito para los cuatro! Eso si, menos gin tonics y mas regalitos para las mujeres que pacientemente os esperamos! que vais a volver con el higado echo una pasa!!!
Pelu.

kele dijo... 1:04 p. m.

con fotos abuelo! que tu prosa es buena pero apetece ver alguna imagen para acompañar.

marta dijo... 1:43 p. m.

No puedo estar más de acuerdo con los dos! Queremos regalitos y fotos, por pedir que no sea... lo mismo cuela!
Q bueno el video, me parto con los bicivoladores, aunque imaginaba otro final...
Ah! miguelito, no vale soltar los titulares y guardarte la parte buena de las anécdotas, eso es muy cruel! jajaja... Pero aún así seguiré por aquí... Más besos para los cuatro.

alvarito dijo... 1:49 p. m.

eso eso, más fotos a ver si Juanin se cambió ya de camiseta

abuelez dijo... 6:33 a. m.

Pues toma fotos!!!...y ahora otro gin tonic, más bien un jac on the rocks yeahhhh

alvarito dijo... 3:32 p. m.

Veo que vais en plan más abuelo, con vinos y buena comida, que en plan Juanito de hamburguesa y coca-cola

the pastor dijo... 10:48 a. m.

PROPIO DE LA CABEZA........

Grandes relatos pero no se mete en el fondo, en la anecdota grandiosa ¡¡¡¡¡¡¡ PORQUE??? porque eso es para los que estuvieron allí ¡¡¡

CABRONES VAYA VIAJE COÑO ¡¡¡¡¡¡

QUE GRANDE EL JUANITO CON SU SURFTECH 7`5 JA, JA, JA ¡¡¡¡¡¡¡¡¡

SIGO..........

Publicar un comentario