NYC - Día 4

Tercer dia en la city y con unas horas de retraso breve relato de lo acontecido.

Despertar amarguito tras una dura sesion de rock&roll y unos cuantos cubatitas por garitos diversos para trasladar a un par de zombies blanquitos y a Vitorio “the m&m man” (luego habrá descripción a este calificativo)hacia la zona del Midtown, un traslado en el que abuelez volvió a demostrar toda su españolidad y pericia para hacer caso omiso al busero y hacerse un sinpa en toda regla, yeahhhh!!!.

First stop at el edificio de Naciones Unidas y rápida llegada al edificio de la Fundación Ford, un símbolo para nuestro añorado Kele, en el que por supuesto pudimos degustar el granito rosa más puro de la city. Tras disfrutar de esta parada obligatoria entramos en terreno abuelez y pasamos a disfrutar de uno de los emblemas gastronómicos de la gran manzana, el Oyster bar, un clásico de esta delicia marina que son las ostritas. Un tentempié en Grand Central Station de donde nos dirijimos al Bryant Park y Times Square para acabar la mañana de unas hamburguesas gourmet en el Hotel Meridian, que esconde tras sus cinco estrellas el Burger Joint, americanismo en toda sus esencia, vamos hamburguesotas de espanto en ambiente graso, si señor.

La tarde comenzó con un pequeño reconocimiento a Central Park (guarisnais incluido) y un pitching the tenth (no nuestro, of course!!!!) del cual daremos cumplida cuenta fotográfica en otro momento, para, tras pasar por dos tiendas míticas, la de apple y la de fao schwarz, adentranos en el MOMA y presenciar un nuevo ejemplo de jauria humana en pos de la gratuidad, con special appearance de la rubiaza que musea en el Soli con frecuencia a la que dimos (bueno, más bien “dio”, jeje) el trato que se merecia. Un par de horitas de cultura no gastronomicalcoholica (eso también es cultura en esta ciudad) y finalización en los neones de Times Square, un lujazo!!!!.

Y de ahí en adelante pura indignación, localeros desmayados antes de tiempo (Mati & Johny, “los del local auténtico”) y nacimiento del superheroe m&m man, Vitorio di Luca, renacido de sus cenizas pero sin suficiente fuerza para acabar la noche viendo viejas glorias del Madison en la tele, un final que esperemos no repetir de aquí en adelante.





4 Responses to "NYC - Día 4"

marta dijo... 11:47 a. m.

Qué habrás fumao miguelito, que te has quedao en el día de la marmota... cómo puede haber dos "tercer día en la city"? jajja...
Mi envidia crece y crece, pero aún sigue siendo sana... seguid contándonos que a falta de vacaciones, esto me entretiene bastante! Yo me pido un zombie blanquito de esos, puedo?
Un beso a todos.

alvarito dijo... 3:46 p. m.

Habrá que pincharse unas fotos de los dos fumaos, no?

kele dijo... 8:06 p. m.

materail grafico ya!
que este dia tiene muy buena pinta.
grandes relatos abuelo!
estos te los escribes to bolinga antes de sobar o to bolinga in the morning recien levantado?

the pastor dijo... 10:39 a. m.

BUEN RELATO ESTE DIA 4 ¡¡¡ Y MUY INTENSO ¡¡¡¡¡¡¡

TREMENDO CHUZO QUE DEBIAS LLEVAR.....VAYA JOYITAS DE FOTOS NUEVAMENTE ¡¡¡¡¡¡¡¡¡ JA, JA, QUE BUENA LA ULTIMA ¡¡¡¡¡¡

PERROSSSSSSSS ¡¡¡¡

Publicar un comentario